71 views

“Proyectos chayote” de Carlos Alvarado

Mientras más de 468 mil ciudadanos literalmente se encuentran viviendo del aire, pues no tienen un empleo, y otro tanto igual estarían a las puertas de engrosar las listas de personas en estado de pobreza, el gobierno sigue durmiendo el sueño de los justos y se sienta en la galleta, como decimos popularmente, con pedirle plata al Fondo Monetario Internacional (FMI) a toda costa.

Costa Rica no conoce a hoy un solo proyecto de reactivación económica gestionado desde Casa Presidencial, no hay una sola muestra de parte de Carlos Alvarado y su grupo élite que demuestre el interés por echar a andar esta nación, promover empleos, levantar la economía y surgir.

Como decían los abuelos, ni pican leña, ni prestan el hacha. Eso es lo que sucede desde que el PAC asumió las riendas del país, no solo bajo el mandato actual, sino desde que estaba Luis Guillermo Solís un cúmulo de inoperancia llevó a la crisis que hoy nos golpea en la cara.

La muestra de esa inercia, de la falta de ideas y de la insistencia en seguir viviendo endeudados es la última lista de proyectos que convocó el Ejecutivo en el Congreso, como dice la legisladora Franggi Nicolás, “proyectos chayote”.

Cuánta razón tiene esta señora, pues desde Presidencia pidieron que se votaran convenios entre países, donaciones de propiedades de una entidad a otra, una ley de movilidad peatonal y otra para la creación de la Agencia Espacial Costarricense (AEC).

Además convocaron el Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos, la ley para declarar el quijongo guanacasteco como patrimonio cultural intangible costarricense, la reforma a la Ley de Servicios de Seguridad Privados y Ley para el Desarrollo Regional de Costa Rica.

Si bien estos proyectos tienen trascendencia nacional y regional, lo cierto es que no constituyen una opción de reactivación económica. Bien podrían esperar, como hasta ahora, para darles campo a opciones viables de leyes que si urgen.

Se nota la intención de empujar con fuerza los proyectos acordados con el FMI, como son Empleo Público, renta global, impuestos a los excedentes de cooperativas y venta de la cartera de crédito de la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape), ya en el Congreso, a la espera de ser discutidos y aprobados.

Pero la miopía de este gobierno parece ser tal que se cierra a otras opciones. Es inentendible cómo entramos a un pantano, no avanzamos, no progresamos, no crecemos, no pensamos, no mejoramos. Es la esfera de la comodidad, el conformismo y el subdesarrollo en su máxima expresión.

No les importa a Alvarado y sus amigos empresarios, que tienen maniatado a nuestro país, si costarricenses pasan hambre y no tienen plata para el alquiler, si ellos se contonean de un lado para el otro, reciclándose en el poder, repartiéndose en las juntas directivas de empresas privadas, vendiendo su imagen ante organismos internacionales y ganándose algunos millones por hacer mal las cosas.

DIARIO EXTRA lleva 494 días emplazando al mandatario, preguntándole ¿qué ha hecho usted para reactivar la economía de este país?

La respuesta, al igual que el día 1, es un silencio sepulcral y arrogante, que muestra una falta total de empatía con el pueblo que lo eligió.

No se digna el jefe de Estado tan solo a poner sobre la mesa cinco planes básicos que den un respiro a esta triste economía, tampoco lo hacen los ministros del ramo. ¿Acaso la quiebra de Costa Rica les conviene a unos cuantos? ¿Será que en río revuelto habrá ganancia de pescadores?

Ya es hora de exigir como ciudadanos una respuesta seria y proactiva del Ejecutivo. No es justo que sigamos viendo cómo nuestra calidad de vida se deteriora y con ello el trabajo arduo y tenaz de nuestros padres y abuelos, que agoniza en una patria desigual, empobrecida y mediocre por culpa de los políticos.

Carlos Alvarado

https://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/441119/-proyectos-chayote-de-carlos-alvarado-