78 views

Los 15 castillos medievales más espectaculares del mundo, dos de ellos en España, según National Geographic

Las fortalezas medievales son un reclamo turístico en todo el mundo, no solo para aquellos interesados en su historia, sino también para quienes quieran apreciar las impresionantes edificaciones, los detalles arquitectónicos y los paisajes que forman.

Así, son muchos los castillos que durante los siglos X y XIV cumplieron funciones defensivas y que, todavía hoy, se conservan como vestigios de la historia y transportan a los visitantes a la época medieval. Por ello, National Geographic ha hecho una selección de los 15 castillos más espectaculares de esta etapa histórica, estando dos de ellos ubicados en España.

Los 15 castillos medievales más espectaculares, dos de ellos en España

El primero de ellos es el castillo de Eltz, en Alemania, concretamente, entre Coblenza y Tréveris. En lo alto de una roca y rodeado de colinas, esta edificación se encuentra a 70 metros sobre el río Mosela. A día de hoy, este castillo medieval sigue perteneciendo a una de las ramas de la familia que habitaba en él en el siglo XII.

El castillo Saumur, en Francia y a las orillas del río Loira, es otra de las fortificaciones medievales destacadas en esta lista. Se encuentra en la ciudad francesa del mismo nombre y data del siglo X, aunque fue destruido y reconstruido en 1067 por Enrique II de Inglaterra en estilo gótico.

En el puesto número tres está el castillo de Dunnottar, también medieval y asentado sobre la costa de Escocia. Sus edificios datan de los siglos XIV y XV, teniendo un papel fundamental durante la Edad Media gracias a su posición estratégica para el transporte marítimo.

Situado en Irlanda, el castillo de Ashford es también de origen medieval. Su paisaje se encuentra decorado por los bosques del condado de Mayo y el lago Corrib. Data del siglo XIII y, precisamente, es el castillo más antiguo de Irlanda.

El castillo de Stahleck, en Alemania, es una edificación fortificada que data del siglo XII. Está levantado sobre una colina de 160 metros sobre el nivel del mar y su nombre significa "castillo inexpugnable en un peñasco". Fue destruido en el siglo XVII, pero se llevó a cabo su reconstrucción en el siglo XX y, actualmente, es un albergue.

El Castillo de Hohenwerfen, impresionante fortificación medieval ubicada en Austria, se encuentra construida en las inmediaciones del río Salzach y data del siglo XI. Como fue utilizado como base de caza, actualmente se encuentra en su interior el primer museo de cetrería de Austria.

El castillo de Bran está ubicado en Rumanía. Esta fortificación medieval es uno de los puntos turísticos más atractivos del país debido a la creencia popular de que era la antigua residencia del mismo Drácula, pero también por su valor arquitectónico y su antigüedad.

El castillo de Chillon se encuentra en Suiza, es de origen medieval y está a las orillas del lago Lemán. Su altura máxima alcanza los 25 metros y es uno de los puntos turísticos más atractivos de esta zona. Su parte más antigua data del siglo XIII y es de estilo gótico.

El castillo de Cardiff está en la ciudad del mismo nombre, en Gales, Reino Unido. Fue fundado por los normandos en el siglo XI, aunque más recientemente ha sido de nuevo reconstruido, concretamente en el siglo XIX, por el arquitecto William Burges.

Hasta Japón hay que viajar para descubrir el siguiente castillo, el de Himeji. Se encuentra en la ciudad costera del mismo nombre y constituye una de las edificaciones más antiguas del Japón medieval, por lo que fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

El Castillo de Guimarães data del siglo X y está ubicado en la ciudad del mismo nombre, en Portugal. Está declarado Monumento Nacional y fue elegido una de las Siete Maravillas de Portugal. Ha sido reconstruido en varias ocasiones, la última en el año 1940.

El castillo de Loarre está ubicado en la localidad del mismo nombre, en Huesca, España. Se trata de una fortificación románica del siglo XI y posee un buene estado de conservación. Asentado sobre un promontorio de roca caliza, servía como fuerte defensivo. Además está rodeado por una muralla con torreones.

El castillo del Alcázar de Segovia, también en España, está datado en el siglo XII y fue residencia de reyes hasta el siglo XIX. La estampa que forma este monumento lo convierte en uno de los más visitados, siendo uno de los castillos medievales más característicos del mundo, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco.

El castillo de Edimburgo, en Escocia, está construido sobre una roca de origen volcánico, la Castle Rock. Data del siglo XII y fue utilizado como edificación defensiva desde entonces. Este constituye la atracción turística de pago más visitada en Escocia.

El castillo de Warwick es una fortaleza medieval situada en la ciudad del mismo nombre, en Inglaterra. Está cerca del río Avon y, durante la Guerra de los Cien Años, la fachada frente a la ciudad fue refortificada en el siglo XIV. Actualmente, se ha convertido en un parque temático para viajar a la edad media.