la GUERRA del ARTE

LA RESISTENCIA Y POSTERGACIÓN - PARTE DOS

El aspecto más dañino de la postergación es que puede convertirse en hábito. Nosotros no solo postergamos nuestra vida hoy; lo hacemos hasta nuestro lecho de muerte.

Nunca lo olvides: Este preciso momento, podemos cambiar nuestras vidas. Nunca ha habido un momento, ni lo habrá, en el que no tengamos el poder de cambiar nuestro destino. Este preciso segundo, podemos hacer perder a la Resistencia.

Este preciso segundo, podemos sentarnos a hacer nuestro trabajo.