la GUERRA del ARTE

UN PROFESIONAL ESTÁ PREPARADO

No estoy hablando del trabajo; eso no se tiene ni que decir. El profesional está preparado de manera más profunda. Él está preparado, día con día, a enfrentar a su propio sabotaje.

El profesional entiende que la Resistencia es fértil e ingeniosa. Le echará encima cosas que nunca vio venir.

El profesional se prepara mentalmente para absorber golpes y para repartirlos. Su meta es tomar lo que el día le dé. Él está preparado para ser prudente y preparado para ser imprudente, para tomar una paliza cuando tenga que hacerlo, y para ir a la yugular cuando le toque. Él entiende que el campo de batalla cambia día con día. Su meta no es la victoria (el éxito vendrá por si solo cuando quiera) sino mantenerse a sí mismo, sus emociones tan firmes y constantes como pueda.